Parution – Sol Serrano, Macarena Ponce de León, Francisca Rengifo, Rodrigo Mayorga, « Historia de la Educación en Chile (1810-2010) », 2012-2018.

Résumé du tome I

La educación se inicia cuando por algún motivo y para alguien se hace necesaria. En Chile, la extensión de la escuela fue una iniciativa republicana del Estado y las comunidades locales. Desde metodologías muy diversas, este libro trasciende la historia interna de la educación para preguntarse por quienes la demandaron y quienes accedieron a ella. Por eso la geografía, la demografía, la creación de la estadística nacional y la institucionalización del sistema educacional conforman la base empírica para estudiar la relación entre el proyecto político, la escuela, las familias y la estructura productiva.

Se llega así a la escuela misma, a la formación de los preceptores, a las prácticas pedagógicas y a los métodos de enseñanza. Además, se busca comprender qué aprendieron los niños, considerando los textos escolares y su circulación, la formalización del aula como un espacio para enseñar, y las técnicas de aprendizaje aplicadas a alumnos que asistían esporádicamente a clases.

Se prueba finalmente que la escuela fue la primera y la única política social del siglo XIX en Chile que impulsó un desarrollo significativo de la alfabetización. Fue la institución más extendida en el territorio del Estado nacional en formación, la red más inclusiva del período

Résumé du tome II

Entre 1880 y 1930 la educación fue el centro de las transformaciones sociales y se constituyó en el principal agente democratizador de la sociedad chilena. La cobertura escolar creció a un ritmo inusitado, no obstante las dificultades inherentes a la pobreza de la población.

Así, la Ley de Educación, que estableció la obligatoriedad escolar, inauguró las políticas sociales en el país. La escuela pública se institucionalizó, llegó a más niños, y estos aprendieron más y mejor.

La educación también permitió el ingreso de nuevos actores al espacio público: las mujeres se incorporaron a la educación secundaria, el movimiento obrero creó sus propias escuelas y los niños mapuches, aunque pocos, pudieron reivindicar sus derechos.

Résumé du tome III

Si en el segundo tomo se constató que el sistema educativo fue exitoso en términos políticos y culturales, en este volumen vemos, más bien, cómo la educación se enfrentó, sobre todo, a las bondades y restricciones de la productividad económica y su impacto en el desarrollo social.

Si en el periodo analizado los discursos enfatizaban las «reformas» llevadas a cabo por los gobiernos del Frente Popular, luego se comenzó a hablar de «crisis», yes que los deficientes resultados de los estudiantes, el alzadel analfabetismo o el aumento de la deserción escolar, «desarrollaron un malestar social, una crítica que fue conceptualizada como una especie de desajuste crónico entre la aspiración de un cambio en la estructura social y cultural del país, por una parte, y el desarrollo económico y sus resultados por otra».

Las movilizaciones estudiantiles de los cincuenta y sesenta no solo son una expresión de este descontento: son al mismo tiempo el anuncio de un malestar por venir, aun mayor, una crisis que dio inicio a una nueva etapa en nuestra historia.


Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.